Noticias y Articulos

Joyas en la Cuenca Mediterránea

TODA LA COLECCION JOYAS MEDITERRANEAS Y EUROPEAS ONLINE PARA LA VENTA

La cuenca mediterránea o sea el mar en “nuestras tierras” Mare Nostrum, desde siempre es cuna y forja de una cultura y artesanado que, a pesar de las poblaciones que la habitan, mantiene una base de fondo que puede ser considerada como una resonancia conocida común.
Las aguas del Mediterráneo siempre han sido vehículo optimo para el canjeo de materiales y manifacturas y para la circulación de personas y culturas, y ciertamente una fuente a la cual todas las culturas han bebido: un patrimonio de hábitat, ecosistemas, plantas, perfumes, colores que durante milenios ha sido compartido.
La tradición orfebre del Antiguo Egipto ha trasmitido hasta nosotros algunos de sus símbolos a través de varias poblaciones: el talismán con el ojo del Dios Horus o Ra ha pasado a la cultura griega, turca y después más extensamente islamita como el ojo de Hallah y en la religión cristiana, inscrito en el interior de un triangulo, el ojo de Dios Padre; el símbolo estilizado de la flor de loto ha traspasado los siglos transformándose en “ palmitos” y cantos en Grecia y donde los etruscos y los latinos, transformado en racimo estilizado en la cultura islamita para después meterse en la cultura románica y cristiana medieval y renacentista en forma de guirlanda, ramas y frondas.
El coral (corallium rubrum típico de las frondas del Mediterráneo) siempre ha sido un importante recurso en la joyería mediterránea pero también una importante mercancía de trueque para la seda, el incienso, y las especias preciosas que venían importadas desde la Península Arabia y desde el lejano Oriente.
El coral es un importante talismán que trae suerte, un amuleto ligado a la fuerza vital; tanto es así que todavía hoy se regala a los niños recién nacidos una pulsera, un ramito o un colgante en coral.
El mito ligado al coral se remonta a la Antigua Grecia donde se cuenta que era la sangre petrificada de una Gorgona matada por Perseo. En el simbolismo cristiano, durante el Medioevo y el Renacimiento, el coral en las manos del Niño Jesús era reclamo simbólico de su pasión futura.
Usado en ramas en bruto en Maruecos o finamente esculpido en Torre del Greco, el coral es uno de los patrimonios más importantes de nuestra cultura, además de ser un elemento fundamental de nuestra fauna y flora autóctona.
El talle del vidrio y de las pastas de vidrio como decoración de joyas en formas de perlas, ha pasado desde los sumerios a los egipcios, desde los fenicios a los griegos hasta llegar a ser, a través de los antiguos romanos y bizantinos, un punto central en el trabajo artístico de Venecia desde el Medioevo.
La producción mediterránea y sobretodo veneciana de pastas de vidrio coloreadas y decoradas en mil flores, de Muran, en chevron, siempre ha hechizado y encantado el norte de África y África Central y entrando profundamente también en la cultura islámica.
Una de las técnicas de tallado de los metales característica de la orfebrería popular mediterránea es la filigrana; dibujos abstractos, garabatos y racimos llenan, en una composición, broches, pulseras, pendientes y collares con formas muy variadas y extrañas: mariposas, flores, esferas y baúles.
En Italia la filigrana está presente en la orfebrería etrusca, mientras en la orfebrería romana imperial encontramos joyas obtenidas con filigrana a día. Los Bizantinos produjeron en el siglo XIII obras maestras que, por causa de las cruzadas, se expandieron desde el Mediterráneo Oriental hasta Venecia (opus veneticus) y Génova.
En Venecia, en el siglo XVI, se producían esplendidos y delicados vacuos esféricos en filigrana rellena con esmaltes colorados.
Centros importantes de producción de filigrana en el Mediterráneo son también Croacia (Dubrovnik) y España. Entre el XVIII y el XIX siglos, los Genoveses se convirtieron en maestros en esta rama del artesanado, mientras en Cerdeña son típicos los “ buttones” de filigrana con granulación falsa y piedras.

Doctora Bianca Cappello – Historico de la Joya
biancacappello@libero.it

FUENTES
Alois Riegl, Problemi di Stile, Milano 1963
Anderson Black, trad. Francesco Sborgi, La storia dei Gioielli, Novara 1973
France Borel, Ethnos – gioielli da terre lontane, Milano 1994
Lia Lenti e Maria Cristina Bergesio, Dizionario del Gioiello Italiano, Torino
Augusto Panini, Perle di vetro Medio Orientali e Veneziane n v, Milano 2007
Museo della Filigrana
Museo delle arti e tradizioni popolari di Roma